main image

Blog

HISTORIAS DE TERROR… EN EL TRABAJO (PARTE 1)

Sabemos que el mundo laboral es muy amplio y diverso. Entendemos que existen trabajos de ensueño y de pesadilla. Aquí te mostramos algunos relatos de malas experiencias de este terrorífico lado del mundo laboral.

LAS BRUJAS (Roba ideas)

“Participé en un proceso de reclutamiento para una empresa de joyería. La mayoría del personal eran mujeres y las participantes para la vacante también.

Nos hicieron crear una serie de ideas, conceptos, diseños, etc. para una colección y después presentarlo al departamento de la empresa.

Al final quedaron de notificarnos a la seleccionada, pero nada, la vacante seguía vigente y sin cubrirse. Después me di cuenta que estaban robando las ideas de las participantes al ver en una de sus colecciones varios diseños propuestos en su “dinámica de selección”.

 

EL JEFE JEKYLL Y MR. HYDE (Dos personalidades)

“Creo que a todos nos ha tocado tener un jefe así.

En mi caso, mi jefe era una especie de Doctor Jekyll y Mr. Hyde: cuando estaba tranquilo era una persona muy agradable, inteligente y dispuesta a ayudar a los demás. Pero de un momento a otro (o cuando estaba bajo mucha presión) se transformaba inmediatamente en un ser con el que no se podía trabajar.

Gritaba a sus empleados (e incluso a otros directivos), les ponía obstáculos para alcanzar sus metas o cumplir con su trabajo, retenía información importante e incluso podía cargar toda su irá por tiempo prolongado contra una persona.

Obviamente no estuve mucho tiempo en ese empleo.”

 

THE WALKING DEAD (En la oficina)

“Me tocó estar en una empresa en donde la cultura laboral era terrible. Los jefes tenían favoritismos y no dejaban avanzar en su carrera a quienes no estaban de acuerdo con ellos. Todo el personal era como zombies: seres agresivos, despojados de cualquier humanidad y transformados en monstruos violentos, al mando de un jefe abusivo y siniestro que no reconocía la labor de la gente.

Algunos compañeros (a veces en grupo) sólo buscaban alimentarse de otros: robaban sus ideas, se apropiaban el trabajo de otros, no compartían información, entre muchas otras cosas.

Sus víctimas (nuevo personal) eran convertidas en muertos vivientes como ellos. Yo decidí sobrevivir y no volver a pisar ese lugar infectado.”

 

 

¿Te interesa escribir en el blog? Ver tema: Guía y reglamento del blog

¡Prueba gratis todas las características de Leankd ahora!

¿Te resulto útil este artículo? Comenta en la caja de comentarios si tienes más dudas, o escribe a [email protected] para recibir ayuda.

Ulises Irepan Quintero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Share This